Casa Lina

Turisme rural

Vacaciones con niños

Una de las sensaciones que más valoro de Quartell es su tranquilidad, la cual lleva aparejada confianza. Desde que llegué siendo muy joven lo sentí rapidamente. Era libre. Y eso para un chico criado en la ciudad era algo nuevo y maravilloso. Y aunque en principio yo no sabía expresarlo en palabras directas si que lo hacía indirectamente: me gustaba ir cada fin de semana al pueblo.

Recuerdo, cuando aún no conocía Quartell, las palabras de mi abuela añorando aquella época en la que los niños podían jugar libre en las calles, cuando los padres podían mandar a sus hijos al horno a comprar el pan. Y me parecía algo difícil de creer… hasta que lo viví. En Quartell es posible hoy en día. Y espero que eso no se pierda nunca, pues es uno de los mayores atractivos de este pueblo.

Por eso, considero que venir a Quartell es una experiencia a vivir si tenéis hijos pequeños. Puede ser muy educativo para ellos.

sin título-3

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada el 16 noviembre, 2014 por en Sin categoría.
A %d blogueros les gusta esto: